jueves, 16 de septiembre de 2010

Debut perfecto. Vuelven las noches mágicas.


Me estaba durmiendo en los laureles. Empezó la liga y no me animé a escribir. No tengo escusa, ni me falta tiempo ni me faltan novedades por comentar.

En mi favor diré que empecé la liga con cierto cabreo e indignación con ciertas televisiones ineptas que evitaron que pudiera seguir de una manera más fiel la pretemporada valencianista. Eso y las últimas ventas para mí inexplicables de ciertos jugadores importantes para nuestro club.

Pero no es hora de enrollarse en críticas que podré exponer durante la larga temporada que acaba de comenzar. Iré al grano, hoy vi el primer partido oficial de la temporada valencianista. Como escritor de un blog no me podía perder la vuelta a la Champions de nuestro equipo.
Los partidos de liga me limité a escucharlos por la radio y me fié de los buenos compañeros del equipo de Julio Insa que tantas veces me ilustraron con palabras las grandes hazañas del Valencia club de fútbol. 


La crónica del partido la haré corta pero intensa. Antes de empezar la liga veía dos opciones y las argumenté. Una visión optimista y otra pesimista.
De momento gana la primera. El equipo lleva tres de tres. Un juego con más cosas positivas que negativas. Un conjunto que da la cara. No brilla ninguna estrellita por encima del resto. Todos ponen ganas. Los nuevos fichajes responden a las expectativas. Tenemos gol con dos buenos killers que dejan prever que se verán muchos cabezazos este año con la ayuda de futbolistas como Vicente (gran centrador) y Juaquín (nuevo capitán).


El centro del campo se revitaliza, con un crecido Banega que está destinado a guiar a la nueva selección albiceleste y con otro compatriota suyo, Tino costa que ha demostrado en pocos minutos que tiene mucho fútbol en sus pies.
Hoy viéndolo tocar la pelota y disparar a puerta junto con su acompañante en el centro Topal me vino a la cabeza el Albelda y Baraja de hace unos años. Ojala mantengan el nivel de este debut de Champions.


Hoy vi un gran fútbol con y sin balón, disfruté de nuevo de la competición más importante de Europa y de nuevo de las botas de jugadores que sin un nombre mediático están demostrando por ahora que son más hombres que muchos galácticos.
Por hoy dejo las alabanzas hasta el próximo post y no me voy sin avisar de que ahora más que nunca hay que ir paso a paso y concentrarse siempre para el siguiente partido. El próximo rival; Hércules!! (nombre mitológico) nuevo mata-gigantes, hay que ser humildes y darlo todo contra este equipo. Amunt Valencia! A dar miedo de nuevo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

te animo a debatir

Entradas populares