jueves, 2 de junio de 2011

Un año entero hablando de fútbol

Hace exactamente un año y dos días, me encontraba yo inmerso en una de esas ideas que siempre tienes en mente, pero que vas posponiendo una y otra vez. El pensamiento que iba y venía a mi cabeza de vez en cuando era sencillamente el de crear un blog. La tarea vista así podía ser muy fácil de llevar a cabo. Solo es necesario tener una cuenta de correo y en unos pocos simples pasos…waaala! Blog nuevo personalizado y todo. Sin embargo, no bastaba con crear un sitio web cualquiera, escribir dos tonterías que se me cruzaran en ese momento por la cabeza y abandonarlo en el olvido para siempre. Ese error ya lo había cometido, por lo que esta vez, intenté buscar una manera que me obligase a mantener el saludable hábito de actualizar mi bitácora periódicamente.


Llegué a la conclusión de que solo existen dos formas posibles de que un blog perdure y sea mínimamente interesante. Una de ellas es la de emplear el blog como si fuera un diario personal, en el que ir anotando tus anécdotas cuotidianas o tus vivencias más apasionadas.
La segunda posibilidad era la de elegir un tema específico del que hablar e intentar no salirse demasiado de la temática elegida.

La primera opción la descarté inmediatamente, pues no va conmigo el ir contando todo lo que hago a la gente y si algún día decido contar mi vida lo haré del tirón y lo publicaré en mi vejez, si es que me quedan ganas. Así que, tenía claro entonces que debía escoger un tema y que lógicamente tenía que gustarme lo suficiente y entender lo mínimo como para que el blog tuviera sentido.

El último obstáculo que quedaba por sortear y no por ello menos complicado, era decidirse por una temática concreta. Baraje muchas alternativas, el cine siempre me había gustado, pero no soy capaz de hacer la crítica de una película sin contar parte de la misma, o en caso de hacerlo, perdería su atractivo. Deseche varias opciones más hasta que di con el tema perfecto para mi blog al que bauticé con un primer post en el que exponía los motivos por los que amamos y odiamos el fútbol

El fútbol y en especial nuestro Valencia, siempre ha despertado en mi esa necesidad de contar, detenidamente, cada sentimiento que me provoca. Narrar la alegría que produce ganar una copa, golear a un histórico rival o a un gran equipo. Describir el dolor que causa una derrota, una eliminación o una humillación sufrida contra el equipo al que más aversión tienes.

Todos esos sentimientos podían salir al exterior a través de mi nuevo blog y además esta vez podía contar la película sin miedo a que me tacharan de aguafiestas. Porque el fútbol se vive en directo, se padece y se disfruta mientras el balón rueda y una vez se pita el final, se puede seguir saboreando la victoria, desgranando cada jugada, relatando la crónica deportiva del partido, comentando los detalles más minúsculos que hayas captado de tu equipo.

Si faltaba algún aliciente más para crear este rinconcito valencianista, lo encontré fácilmente gracias a la disputa del pasado mundial de Sudáfrica.
Tuve la suerte de contar cada partido de la roja en el estrenado blog valencianista, con especial atención a nuestros representantes blanquinegros por aquel entonces. Si ganar un mundial siempre ha sido un sueño, poder relatar detenidamente las emociones que me despertaba cada gol fue mágico.

Lástima que no pudiera contar algo semejante del Valencia CF, haber escrito una hazaña tal como conseguir un título para nuestro club, es algo que tengo la esperanza de poder hacerlo pronto. Siempre he tenido fe. En la copa del mundo la tuve e Iniesta me recompensó por ello en esa mítica final contra Holanda.
Aunque siempre me quedará el consuelo de poder expresar el descontento de un servidor y la desaprobación de ciertos aspectos de nuestro actual equipo, ojalá algún día pueda dejar a un lado los sinsabores de esta temporada y dedicarme a alabar futuros éxitos del Valencia.

¿Os imagináis lo que sería escribir el día después de ganar la Champions?
De momento y hasta que eso ocurra doy las gracias a todos los lectores y en especial a los que me han animado a seguir con este humilde blog.

5 comentarios:

  1. Genial artículo...y lo de la Champions llegará, el fútbol nos la debe.

    ResponderEliminar
  2. la verdad que el abrir un blog es facil, lo dificil es siempre mantenerse, pero Angel tu Valencia te dara muchas alegrias no se si la champions jijijiji pero si que mas de uno,te seguiremos leyendo con interes y nada a disfrutar de la escritura y los exitos de tu club

    ResponderEliminar
  3. Felicidades y sigue así, todo en la vida se consigue con esfuerzo y trabajo, y esto es lo que conlleva escribir en un blog.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades chiquitin, y que te pueda leer por muchos años mas. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades. Lo importante no es llegar, sino mantener. ¡A seguir así!

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar

te animo a debatir

Entradas populares