martes, 3 de julio de 2012

Tricampeones históricos

La pasada noche los que nos sentimos futboleros en este país, incluso muchos de los que no suelen disfrutar del deporte rey en sus vidas pudieron contemplar como nuestra selección hizo historia al conseguir ganar consecutivamente 2 Eurocopas y un Mundial entre ellas.




El día de ayer quedará en la retina de todos los que como yo han sufrido decepciones viendo como las ilusiones depositadas en el combinado nacional se iban al traste cada dos años. Aquellos que lloraron tantos cuartos malditos, que tenían que conformarse con ver a otro país alzando la deseada copa. Todos los que han soñado durante toda su vida en ver a España en lo más alto. Cada  uno de esos soñadores tuvieron ayer la recompensa de cantar cuatro goles en toda una final de la Eurocopa.

La racha de equipo perdedor se acabó hace cuatro años, cuando imponiendo por fin un sistema de juego único hasta entonces conseguimos superar a todos los rivales que se cruzaron en nuestro camino. El hombre responsable de tal cambio de identidad fue Luis Aragonés, un entrenador que fue capaz de crear una piña de jugadores que empezó a creer en sus posibilidades y que unido a la calidad de cada futbolista conquistaba Europa de nuevo después de 4 décadas de sequía.


Ese sistema fue evolucionando y con la llegada de Vicente del Bosque se consolidó, se reforzó y permitió que tuviéramos una nueva imagen ganadora de nuestra selección. Como premio al esfuerzo llegó nuestro primer mundial, coronando de nuevo a los futbolistas españoles como campeones esta vez del mundo y todos disfrutamos y celebramos esa maravillosa copa dorada tan deseada durante tanto tiempo.

El sueño de tener un equipo campeón se hizo realidad y todo un país lo celebró olvidando por unos días esta maldita crisis. Con estos dos primeros retos superados, solo quedaba mantenerse en lo más alto, algo que personalmente es lo que considero más difícil. Sin embargo ahí estaba el nuevo reto, demostrar al mundo entero que tantos años de intentos frustrados no fueron en vano y que podíamos situarnos de nuevo en el olimpo futbolístico.

Llegó la cita de Ucrania, esta vez siendo favoritos para revalidar el título, algo que podía pesar en las piernas de los jugadores españoles. Pero ojo, que estos locos bajitos son mucho más grandes de lo que parecen y con un nuevo esfuerzo y más concentración que nunca han logrado lo que nadie hasta la fecha ha podido, haciendo vibrar de nuevo al más incrédulo con un juego que se ha convertido en referente para otras muchas selecciones que fueron campeonas antes que nosotros.

No ha sido un camino de rosas volver a levantar la Euro, pero estos hombres estaban empeñados en batir cualquier record y lo han hecho. En estos momentos esos jóvenes que pasean su merecida copa en el autobús por las principales vías de Madrid son ya héroes de muchas batallas futbolísticas, triunfadores de épicos partidos, protagonistas del mayor éxito logrado por una selección en la historia, un triplete que tiene como colofón una gran victoria contra la siempre temida Italia, que pese a su mutación en el juego y sus mejores intenciones, nada pudo hacer contra este combinado de grandes futbolistas.

El partido de ayer será difícil igualarlo, 90 minutos para la videoteca del fútbol. El vídeo debería guardarse como un ejemplo de partido perfecto, porqué sin ánimo de exagerar así lo creo. Nunca en mi vida he visto tocar el balón con tal precisión, ante la presión rival, desde la defensa hasta el gol, pasando por un centro del campo impenetrable y de fábula. Es un equipo de dibujos animados, no cabe otra definición.

El encuentro no se preveía fácil, pero terminó siendo una cómoda victoria liderada por un once para el recuerdo y una convocatoria de jugadores que pese a las críticas iniciales, las cuales suscribía y sigo haciéndolo, ha demostrado que estaba plenamente capacitada para doblegar a cualquiera.  Se merecen el reconocimiento al éxito alcanzado, ya no solo por el buen juego, ni por los resultados, que son magníficos por ellos mismos, sino también por los valores que transmiten. Unos chavales que el que más y el que menos ha ganado casi todo lo que se puede ganar en el mundo del fútbol y que tienen aún mucho tiempo por delante para seguir aumentando el palmarés en sus clubes y en La Roja.

Chapó también para la escuadra "azzurra" de la que nunca fuí fan, pero que viendo sus partidos a lo largo del campeonato me ha convencido porque esta vez si practicó un juego para respetar y fue todo un digno rival y menos fácil de lo que reflejó el marcador final.

Lamentablemente muchos valencianistas vivimos con un pelín de tristeza todos los acontecimientos. La razón la sabemos todos, esa fuga de cracks que sufre nuestro club y que nos ha impedido seguir disfrutando en nuestra ciudad de muchos de los protagonistas que han hecho posible el triplete histórico. El último Jordi Alba, que aún siendo catalán de nacimiento, todos habíamos adoptado como valencianista. No quiero desviar la atención del tema central, ya que sería entrar en polémica. Lo único que diré hoy es que como ya se reconoce unánimemente, el chaval que recorría la banda izquierda de nuestro equipo hasta hace nada, ha sido la revelación de la Eurocopa, certificando su galardón con un golazo ontológico en una final insuperable.

Hasta 3 exvalencianistas lograron traspasar la línea defendida por el guardameta Buffón quien como el resto de italianos vio impotente como España les pasaba por encima sin poder hacer nada para remediarlo. Esto nos apena, porque sabemos que son otros los que disfrutan ahora de su fútbol, pero como valencianista debemos estar orgullosos de haber ayudado con nuestras gargantas y nuestro apoyo a que estos jugadores se convirtieran en lo que son ahora mismo y hayan sido piezas clave en la transformación de la selección española.

Como fiel seguidor blanquinegro no estoy pasando por mi mejor nivel de motivación, por el tema de las ventas entre otros. También es necesario hacer mención a la otra desgracia que hizo sombra al partido e impidió que muchos valencianos pudieran disfrutar de esta final al 100%. Los trágicos incendios que han asolado gran parte del monte de la comunidad afectando a numerosos municipios han empañado lo que debía haber sido una fiesta nacional sin tachones. Desde este humilde blog deseo todo el ánimo posible a los afectados por los incendios y les dedico esta crónica deportiva a ellos y a los que desgraciadamente nos han abandonado en los últimos tiempos y que han jugado un papel importantísimo en el fútbol español y en su evolución como son Antonio Puerta, Dani Jarque, Miki Roqué y Manolo Preciado.

Acabo dedicando este post muy especial para mi, a otro gran hombre que hubiera disfrutado el triplete y no pudo. Abuelo, va por ti!

2 comentarios:

  1. Que grande es esta seleccion, la verdad que tenemos un gran valor humano y de juego. muy grande los ex valencianistas y Alba que al fin y al cabo estaba en vuestra nomina en esta eurocopa, mucho animo por lo de los incendios no nos queda otra que acordarnos de esa gente.

    ResponderEliminar
  2. No hay tres sin cuatro :).

    Impresionante lo que ha hecho la selección, es ya por méritos propios el mejor combinado nacional de la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar

te animo a debatir

Entradas populares