jueves, 22 de septiembre de 2011

Un Valencia de ensueño


Durante la semana, el valencianismo esperaba con ansia el partido contra el vigente campeón. Los medios de comunicación se hacían eco de lo fuerte que venía el Valencia CF, que lideraba la clasificación y no estaba dispuesto a salir derrotado ante un Barsa que ya sabía lo que era pinchar.


foto extraída de www.superdeporte.es
 
La grada, vestida de gala para la ocasión, con un expectador de lujo como Benítez, fue testigo de un recital de buen fútbol, de una lucha de poder a poder en el campo, de unos jugadores valencianistas que se dejaron la piel para intentar doblegar al mejor equipo del planeta y no cejaron en su esfuerzo hasta el pitido final.

Unai Emery volvió a diseñar un planteamiento pensado especialmente para el rival. Dispuso a Jordi Alba y a Mathieu en la misma banda y juntos por la izquierda, inutilizaron de nuevo a Dani Alves y no solo eso. El francés ganó en una carrera tras otra la espalda azulgrana y de sus botas nacieron las asistencias de los goles valencianistas. Primero Abidal en propia puerta y después Pablo hicieron vibrar al valencianismo.

En el centro del campo, un magistral Banega dirigió a la perfección el juego blanquinegro, ayudado por un acertado Albelda (como en sus mejores noches). El entramado que formaban junto con una zaga impenetrable y una linea delantera siempre presionando, daba una imagen excepcional de equipo fuerte, grande, jugando con rapidez, creando ocasiones y evitando que el equipo con más posesión de balón encontrara un espacio por el que pasar.

La primera mitad acabó con un Valencia avasallador ganando por 2-1, resultado que pudo haber sido más amplio de haber acertado alguno de los últimos pases de la muerte de Mathieu. En el descanso me daba cuenta por primera vez que estaba viviendo un clásico, un partido de los que crean afición. Solo en estos partidos nace mi pasión más incondicional, la que me hace hablar solo frente al televisor, la que me saca esos insultos de rabia por no materializar las ocasiones, todo fruto de la emoción que transmitía el encuentro. El árbitro se llevó algunas de esas perlas que salían de mi boca, también los de la sexta. Pero eso es otro cantar, y ahora lo que toca es hablar del fútbol que vimos.

Otros ponen escusas cuando pierden, nosotros no. Se empató el partido, se pudo ganar y se pudo perder, pero lo importante es que el aficionado salió orgulloso de su equipo, de ver como el Valencia daba la cara, una imagen de club grande que puede luchar contra todo rival y puede ganarle si le salen bien las cosas.

La pena es que en frente estaba ese equipo de Pep, que no tira tampoco la toalla y a nosotros las fuerzas se nos fueron agotando, físicas o mentales, o las dos, no lo tengo claro. Lo cierto es que el Valencia de ensueño que disfrutamos se desvaneció en los últimos minutos. Volvimos a la tierra de los mortales y nos sentimos impotentes viendo como hagamos lo que hagamos el Barcelona nos empata siempre. Ayer Cesc y Messi bastaron para igualar la contienda.

A punto estuvo Unai de hacer historia, de resarcirse de no ganar a un grande. Sin embargo hoy no se le puede culpar, no se le puede echar la carga de no haber conseguido una victoria. Porqué consiguió mucho más. Fue capaz de hacer ver a España entera que es verdad lo de que no hay dos ligas. Que si quieres puedes, que Pep también falla y que el Barsa es mortal también.

Nuestro entrenador jugó sus cartas lo mejor que pudo, fue valiente. Sustituyó al lesionado Albelda por Tino Costa. Un cambio que algunos criticarán pero que demuestra la ambición de ganar que había. Soldado no tuvo su gran noche, luchó, corrió, defendió, presionó, pero falló su ocasión y no por ello lo crucificaremos. Porque nos ha dado muchos puntos con sus goles y porque no se puede marcar siempre.

El Valencia de ayer dio un paso adelante para crecer como equipo y aspirar a cotas más altas. Ahora no vale lo de quedar terceros a un mundo del segundo. La afición exigirá mucho más, pero para ello animará con fuerza en Mestalla y no dejará al equipo solo mientras éste muestre la misma buena actitud.

4 comentarios:

  1. ayer este Valencia me encanto, hay muy buenas sensaciones tanto de tu Valencia como de mi atlético, a ver si podemos restarles puntos y acortar distancias a los dos grandes

    ResponderEliminar
  2. Boas!

    Devo dizer que gosto imenso deste blogue!

    Podem adicionar os meus aos vossos links? Eu prometo que retribuo :p

    http://davidjosepereira.blogspot.com/

    Saudosos cumprimentos!

    ResponderEliminar
  3. Que tal Angel, soy Antonio del Blog Amor Sevillista, te he mandado un email, bueno dos, nooo 3 ja ja, ya los leerás y me dirás, aparte me gustaría que vieses esta entrada de mi blog Cursor de tu equipo en el Blog

    sALUDOS

    ResponderEliminar
  4. Ahora sólo pido que mantegan esta actitud siempre, a mi no me vale que se dejen la vida contra el Barça y luego no le ganen al Granada o al Rayo.

    Estuvo cerca la victoria, pero contra el mejor equipo del mundo hay que rozar la perfección. Saludos.

    ResponderEliminar

te animo a debatir

Entradas populares