miércoles, 16 de febrero de 2011

Empate que no decide nada ni contenta a nadie


Mucha ilusión había creada en torno al partido de ayer. Se volvía a la competición europea por excelencia y se hacía volviendo a vestir de gala a nuestro querido estadio. Ese Mestalla que parece resistir a ser sustituido por el nuevo.


Esa expectación creada, alimentada por la buena racha de resultados del equipo y por las ganas de vivir de nuevo noches mágicas como las de antaño, ha provocado que el resultado final de 1-1 sea una decepción para muchos aficionados.
 
Unos hablan de ridículo, otros se quejan de la alineación, los más ventajistas aprovechan para cebarse con Vicente, los resultadistas opinan que Joaquín debió salir de inicio aprovechando su buen momento, los hay quienes echan pestes de los centrales y la mayoría cargan contra el entrenador. La realidad es que puede que todos tengan razón.
Así que yo voy a dar también mi opinión.


Después de ver el partido, sinceramente no creo que se haya hecho el ridículo. Y para llegar a tal conclusión me baso únicamente en lo visto anoche en la televisión de mi casa. Supongo que desde el campo se habrá visto distinto. Pero yo lo que aprecié es un Valencia un punto por encima de su rival, que salió con la motivación que esperábamos y que sin ser tremendamente superior al Schalke gozó de una mayor posesión, dominio y ocasiones para llevarse la victoria. No tengo las estadísticas a mano pero es lo que creo.

Con todo esto no quiero maquillar los defectos que muestra el equipo y que volvieron a aparecer una vez más. La defensa, en concreto esta vez los centrales volvieron a dar señales de debilidad tanto en el marcaje como en la salida de balón. El gol del empate fue una falta de contundencia de David Navarro que dejó demasiadas facilidades al ex-madridista para rematar a portería. Guaita poco pudo hacer y el enemigo número uno de las gradas valencianistas provocó con su tanto el cabreo en miles de seguidores ches, entre los que me encuentro. Ver celebrar de esa manera tan prepotente el gol, me hizo soltar innumerables lindeces sobre su persona desde el sofá de mi casa. El tipo cae muy mal en estas tierras y con razón, aunque después de pasado el calentón hay que olvidar el cabreo y reconocer que como futbolista su calidad es indudable. Eso sí! No la queremos ver de cerca.
 
No hablaré del sistema empleado, ni de Unai, porque como dije en el anterior post, creo que ya se han dedicado demasiadas líneas a debatir sobre ello y me apetece descansar del tema. Sin embargo, para cumplir con la parte de crónica deportiva necesaria y porque me es más satisfactorio comentarlo, hablaré de algunos jugadores en particular. Así pues, siendo justo, empiezo por felicitar a Soldado por su actuación, lo hizo muy bien, aumentó su cuenta anotadora en Europa y estuvo muy avispado durante el partido, no lo estuvo tanto su compañero Aduriz aunque a punto estuvo de marcar en un tiro que se le fue por el borde de la red.


Me veo obligado además a hablar sobre dos de los hombres que han conseguido la titularidad a base de esfuerzo y dedicación. Me refiero a Tino Costa y a Mehmet Topal. El argentino nos viene acostumbrando a un recital tras otro de entrega, fuerza y garra, además de una calidad en el golpeo extraordinaria. El turco por su parte completó ayer un partido de 10, recuperando balones y dando una lección de lo que debe ser un medio defensivo, demostrando que puede ser el sustituto natural de un Albelda al que se le acaban los argumentos para ocupar el puesto.

En cuanto a Banega y el Chori, cumplieron pero no estuvieron tan finos como se esperaba en una cita de este calibre, no enlazaron lo suficiente la media con la delantera y además evidenciaron un bajón físico en la segunda mitad. Fueron sustituidos por Juaquín y Vicente respectivamente, lo cual no mejoró en mucho la imagen del equipo. El andaluz lo intento en las pocas oportunidades que pudo desbordar y estuvo correcto, pero el de Benicalap estuvo desafortunado en los controles y no pudo elaborar ningún buen centro, lo que propicio contundentes críticas por parte de la afición.
Por último me sumaré a la petición de renovación de un Guaita inconmensurable y que no deja de realizar sorprendentes paradas en todos los encuentros.   

Y esto es todo por hoy, ya que esto no es más que la primera parte de una eliminatoria a vida o muerte en la que todo se decidirá en Gelsenkirchen (vaya nombrecito) y como aún quedan tres semanas para el desenlace tendremos tiempo para hacer cábalas, predicciones y discutir sobre ellas.

Fotos extraídas de http://www.superdeporte.es/

5 comentarios:

  1. No se ha hecho el ridículo, pero tampoco se ha dado una buena imagen, para estar entre los 8 mejores hace falta algo más que lo que se mostró ayer.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo tengo clarísimo, si este partido hubiera sido de liga se ganaba. Pero como digo en mi blog se pecó de falta de experiencia y veteranía. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Se le complica mucho el pase al Valencia CF, de todas maneras espero y deseo que el Valencia CF continúe adelante.

    Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  4. Hola!felicidades por el blog, ya soy seguidor!
    seria para mi un orgullo que siguieras tu tambien mi blog!

    www.sportday.es

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Este reencuentro con la Champions no ha sido muy favorable...suerte para la vuelta
    saludos

    ResponderEliminar

te animo a debatir

Entradas populares